banner3
banner4

Mensaje Patrocinado

Creado por Staff el sábado 04 de junio del 2016

La Sorprendente Limpieza Hepática y de la Vesícula

1774_2558_descarga-62

CONSEJOS DE ANDREAS MORITZ

 

Extraído del Libro: “La Sorprendente Limpieza Hepática y de la Vesícula”.

 

El hígado es el principal órgano responsable de procesar, convertir, distribuir y mantener las necesidades de ‘combustible’ del cuerpo.

Algunas acciones involucran la simplificación de químicos complejos; otras, también importantes, involucran la síntesis, particularmente la manufactura de moléculas de proteínas.

El hígado funciona como una estación de limpieza, desactivando hormonas, alcohol y drogas.

En todos los casos, es la función del hígado el modificar estas sustancias biológicamente activas para que pierdan su potencial efecto dañino –un proceso llamado desintoxicación.

Las células especializadas en los vasos sanguíneos del hígado (células de kupffer) atacan a los elementos dañinos y a los organismos infecciosos que llegan al hígado desde el intestino.

El hígado secreta los materiales de desecho resultantes de estas acciones a través de sus conductos de bilis. Para asegurar que todo esto suceda de manera eficiente, el hígado recibe y filtra tres pintas de sangre por minuto y produce dos y cuarto de pintas de bilis diariamente.

Los cálculos biliares obstructivos pueden mermar en gran manera la capacidad del hígado para detoxificar todas estas sustancias provenidas externamente o internamente generadas en la sangre; también previenen al hígado de entregar la cantidad adecuada de nutrientes y energía a los lugares precisos del cuerpo en el momento justo.

Esto puede afectar el delicado equilibrio del cuerpo, llamado ‘Homeostasis’, resultando en un mal funcionamiento de sus sistemas y órganos. El ejemplo perfecto de tal desequilibrio es el incremento en la concentración de hormonas endocrinas estrógeno y aldosterona en la sangre.

Estas hormonas, producidas en hombres y mujeres, son responsables del grado correcto de la retención de agua y sal; cuando no se desintoxica, como ocurre en la congestión de la vesícula y los conductos biliares, su excesiva concentración en la sangre produce la inflamación del tejido y la retención de agua.

Los altos niveles de estrógeno son considerados como la primordial causa del cáncer de seno en las mujeres.

En los hombres, los altos niveles de esta hormona pueden causar el desarrollo de tejido en los senos. Casi un 60% de la población norteamericana tiene sobrepeso u obesidad; esto es, sufren de retención de líquidos (con comparativamente poca acumulación de tejido adiposo o grasa). La retención de fluidos en los tejidos obliga a otros materiales de desecho a ser depositados en varias partes del cuerpo.

En cualquier momento que la capacidad de almacenaje de toxinas se agota, los síntomas de enfermedad aparecen.

Limpiar el hígado y la vesícula de todos los cálculos acumulados, ayuda a restaurar la Homeostasis, a balancear el peso y a pre acondicionar al cuerpo para que se cure automáticamente; es también una de las mejores precauciones que uno puede tomar para protegerse contra enfermedades en el futuro, eliminando estos cálculos biliares del hígado y la vesícula.

Si usted sufre alguno de los síntomas presentados a continuación, o alguna condición similar, probablemente tenga un gran número de cálculos biliares en su hígado y su vesícula:

 

• Impotencia,

• Problemas urinarios,

• Problemas de visión,

• Manchas del hígado, especialmente aquéllas en la parte anterior de las manos y la cara,

• Exceso de peso o debilitación,

• Color oscuro debajo de los ojos,

• Escoliosis,

• Cuello rígido,

• Problemas dentales o de encías,

• Adormecimiento o parálisis de las piernas,

• Osteoporosis,

• Enfermedades renales,

• Mal de Alzheimer,

• Cabello grasoso o pérdida del cabello,

• Pesadillas,

• Desórdenes digestivos,

• Heces Fecales de color arcilla,

• Hemorroides,

• Cirrosis hepática

• Alto colesterol,

• Desórdenes cerebrales,

• Una personalidad molesta o ‘biliosa’,

• Otros problemas sexuales,

• Desequilibrios hormonales,

• Ojos hinchados,

• Mareos y episodios de desmayos,

• Fuertes dolores en la espalda y hombros,

• Gota,

• Asma,

• Ojos y piel amarilla,

• Obesidad,

• Extremidades frías,

• Dureza de las articulaciones y músculos.


Extraido del libro: "Retorno al Paraíso Terrenal"

Autora: Josefa Gallego Pidal

Fuentes: Plataforma Web RETORNO AL PARAÍSO TERRENAL

Compartido por Compra Descuentos


Nombre

Compre el libro ahora

social/email_1 social/facebook_1 social/twitter_1 social/youtube_1 social/rss_1 social/pinterest_1


  ©2020 Josefa Gallego. All Rights Reserved.

Paga con

formas_de_pago